Imprimir...
Compartir
A+
A-
Lince Ibérico
Un grupo de científicos logro desvelar por qué los mamíferos nocturnos pueden ver mejor por la noche. El ADN que estos animales tienen en los bastones, células que forman parte de la retina, rodea al núcleo de cada célula y forma lentes minúsculas que recogen la luz. Cada animal tiene en sus ojos millones de esta clase de células, según publica la revista Cell.

La arquitectura convencional vista en casi todos los núcleos está presente de manera invariable en todas las células bastones de los mamíferos diurnos, incluyendo a primates, cerdos y ardillas, según ha afirmado Boris Joffe, mientras que la arquitectura invertida solo está presente en los animales nocturnos, como, por ejemplo, en los ratones, gatos y los ciervos.

"Las pequeñas lentes" que dan ventaja a los ratones

El profesor de la Universidad de Cambridge, Jochen Guck, agrego que los núcleos diurnos están básicamente dispersando obstáculos. Por contra, los animales nocturnos son pequeñas lentes. En un caso (el primero), la luz se dispersa en todas direcciones y en el otro es enfocada hacia delante, lo que significa que también por la noche, por poca que sea la luz, ésta puede llegar a la zona del ojo donde puede ser procesada, de ahí la extraordinaria visión de estos animales.

Para poder verificar el descubrimiento, el equipo investigador contó con un equipo multidisciplinar que comparo el proceder de estos animales en el día y la noche.

Los investigadores pudieron comprobar cómo las células oculares de los mamíferos nocturnos, como los ratones, cambian durante las primeras semanas de vida de los animales, permitiendo la formación de estas células que funcionan como lentes, algo que no ocurre con otros mamíferos diurnos, como los seres humanos.

A partir del investigación, los científicos consiguieron determinar una relación directa entre la presencia de estas células y la vida nocturna de estos animales, que al poseer millones de este tipo de células consiguen una visión óptima en condiciones de reducida luminosidad.

El equipo ha ido más lejos y ha verificado que estos datos sugieren que esta composición celular de la retina y la diferenciación que dio lugar a mamíferos nocturnos y diurnos se produjo en épocas tempranas de la evolución, dada la complejidad y las fuertes diferencias entre ambos tipos de animales.


Fuente: emisterios

0 comentarios Google+ 0 Facebook

Nos puedes dejar un comentario, una opinión, o tu experiencia sobre este artículo. Queremos que participes, porque aquí tú eres el protagonista.


 
2013 - 2018 Te interesa saber



Política de privacidad





TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger