Imprimir...
Compartir
A+
A-
Cómo eran tus antepasados

¿Pertenecían a una pequeña comunidad? ¿Eran cosmopolitas? ¿O tal vez vivían en grupos aislados? Un nuevo test genético desarrollado por científicos de la Universidad de Edimburgo (Reino Unido) puede darte la respuesta, según desvela un trabajo publicado en Public Library of Science (PLoS).

Los autores aseguran que este test permite aclarar la procedencia de los ancestros y las características de las comunidades en las que vivían hace decenas de miles de años. A través de esta prueba incluso se puede detectar si los padres de una persona o sus ancestros tenían algún tipo de eslabón familiar, por ejemplo si procedían de una comunidad en la que el enlace entre primos hermanos era frecuente. Este descubrimiento permitirá identificar a aquellas comunidades donde una reducida diversidad genética puede incrementar el riesgo de ciertas enfermedades genéticas, como la fibrosis quística o la distrofia muscular.

Según el doctor Jim Wilson, "lo ventajoso de estos resultados es que se demuestra que nuestros genes están registrando la historia de las migraciones en nuestra población". "Es como un archivo que se escribe en modo de código genético, de modo que podemos comprender la forma en que nuestras poblaciones se han desarrollado desde un pasado lejano", añade.

atapuerca

Más diversidad en África, menos en Sudamérica

Wilson y sus colegas analizaron el ADN de más de 1.000 personas de 51 grupos étnicos, incluidas comunidades amazónicas, europeas y de las islas del Pacífico, e identificaron a aquellos que habían heredado una copia idéntica de material genético de sus progenitores. Esta condición se llama homocigosis, e indica que el padre y la madre del individuo tienen un antecesor común.

Las pruebas permitieron verificar que la población nativa de Sudamérica tenía el porcentaje más elevado de ADN compartido, lo que sugiere que esas comunidades fueron pequeñas y vivieron en condiciones de aislamiento durante numerosas generaciones. Por el contrario, las comunidades africanas presentaban el menor grado de semejanza genética, lo que indica que fueron poblaciones más cambiantes y diversas a lo largo de los años. Los investigadores consideran que el caso de África se explica por el hecho de que los seres humanos se originaron en ese continente y de que, por lo tanto, son los que más tiempo han tenido para diversificar su carga genética.

"Uno recibe pedazos de ADN que son idénticos entre la madre y el padre, y si verdaderamente se tienen grandes pedazos idénticos esto demuestra que los padres son familiares cercanos", explica Wilson, que argumenta que incluso recibimos fragmentos más pequeños y más antiguos, "de los últimos 50.000 años, de cuando la población se expandió desde África". En definitiva, según el investigador, "en algún lugar del pasado estuvimos todos relacionados y ese es el fundamento por el que tenemos estos pedazos de ADN que son iguales, la única desemejanza es lo grandes y numerosos que son esos pedazos de herencia genética".


Fuente: muyinteresante

0 comentarios Google+ 0 Facebook

Nos puedes dejar un comentario, una opinión, o tu experiencia sobre este artículo. Queremos que participes, porque aquí tú eres el protagonista.


 
2013 - 2018 Te interesa saber



Política de privacidad





TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger