Imprimir...
Compartir
A+
A-
Chiringuito

Uno de los orígenes que podemos aceptar de la palabra “chiringuito” los encontramos en Cuba, según se cuenta para hacer café se utilizaba un trozo de caña y una media para filtrar el café, y al chorrito de café que caía se le llamó chiringuito. Otra versión es la que se relaciona chiringuito con la palabra que en Cuba se utilizaba para pedir un café. Jordi Siracusa escribe; “En Cuba y Puerto Rico se utiliza una voz, de origen puramente antillano, para referirse coloquialmente a algo pequeño, corto y escaso: chiringo o chiringa, les ruego se abstengan de hacer chistes fáciles. Parece ser que, en el siglo XIX, cuando se pedía un café no demasiado largo o un chorrito de ron, se utilizaba esta palabra como acepción. Con el tiempo, el sustantivo en cuestión, degeneró en chiringuito y el nuevo vocablo sirvió para solicitar un aromático café cubano. Así nos lo contaba un gran escritor y enorme articulista, César González Ruano”. Como la mayoría de orígenes confusos, también hay disputa en relación a cual fue el primer chiringuito de España, pero por unanimidad, se le considera al “Chiringuito” del Passeig de la Ribera de Sitges.

El origen del chiringuito

Hace años a los bares de playa se les llamaba merenderos, aunque después pasaron a ser chiringuitos.

¿Pero cuál es el origen de este curioso nombre?
Aunque en el imaginario español el chiringuito es algo muy nuestro de toda la vida, no fue hasta 1983 cuando se registró en el diccionario de la RAE esta curiosa palabra con su significado más extendido, es decir, el de “quiosco o puesto de bebidas al aire libre”. De hecho, la palabra es originaria del Caribe, más concretamente de Cuba y Puerto Rico.

En estos países, el chiringuito era más fiel al significado que entonces ya registraba el diccionario de nuestra academia de la lengua, que es el de "chorrito menudo". Los caribeños se referían a ese chorrito menudo cuando pedían un café, ya que el chorrito de agua hirviendo filtrado a través de una media, se llamaba en las islas chiringuito. La palabra era muy sonora, y pronto se extendió por el Caribe para denominar así a los locales que servían café.

Chiringuito

El uso de la palabra chiringuito en España

Como ocurre muchas veces, se acaba llamado al todo por el nombre de una parte. Este es también el caso de los chiringuitos, ya que se ha terminado llamando así a los establecimientos playeros gracias al nombre puesto a uno de ellos. Esta es la historia, contada por el propio Juan Rubio, de cómo un merendero común de la provincia de Barcelona, acabó dando nombre a todos los chiringuitos de España.

El primer chiringuito de España se abrió en 1913 en Sitges, aunque entonces no se abrió con ese nombre, sino que se llamaba "El kiosket". Entonces los establecimientos montados a la orilla de las costas se llamaban merenderos, y en ocasiones los temporales arrasaban con ellos. En el caso de "El kiosket", fue derribado por el mar en varias ocasiones, y en una de ellas, en 1949, el merendero fue rebautizado una vez reconstruido como "El chiringuito".

Hay que decir que por aquella época, los periodistas y los intelectuales, solían hacer de los cafés sus redacciones particulares y "El chiringuito" fue un centro especialmente visitado por los escritores de entonces. Uno de estos intelectuales era el periodista de La Vanguardia y Premio Nacional de periodismo César González Ruano quien precisamente en 1949 propuso el nombre de "El chiringuito" para el merendero del abuelo de Juan Rubio, actual propietario del primer chiringuito de España.

El primer chiringuito de España

González Ruano se trajo la palabra de uno de sus viajes por Cuba, y la sonoridad de la misma hizo sin duda que el periodista la retuviera en su memoria y la propusiera como nuevo nombre para el malogrado "Kiosket".

De esta manera, hace 101 años se abrió en España el primer chiringuito, y la palabra se emplea desde entonces para denominar a todos los merenderos playeros de nuestras costas. O los de nuestros pinares, piscinas, ferias medievales, y en definitiva todo puestecillo montado de manera más o menos provisional. Aunque el original ya tenga un centenario.

Chiringuito

Antes del chiringuito según la RAE

Para terminar, sin dejar de lado la parte más histórica, hay que recordar los nombres que registra la RAE en relación a los establecimientos en los que tomar un refrigerio:

1.- Desde 1739 la Real Academia de la Lengua nos permite ir a la taberna y a la vez hablar con propiedad.

2.- Hasta 1914 sin embargo no se podía ir a una tasca sin estar usando una palabra no reconocida oficialmente

3.- Y menos mal que en 1947 por fin incluyeron chigre, que es como los asturianos llaman a eso que hoy se denomina con un aburrido anglicismo: bar. Por cierto, este es otro ejemplo de "parte por el todo", ya que la palabra americana bar se refería originariamente a la barra en la que se apoyan los pies en las cafeterías, mientras que en España llamamos barra al mostrador. Finalmente, esa barra para los pies, la palabra bar, pasó a denominar al local en sí.

4.- Y como ya hemos comentado, felizmente, desde 1983, tenemos chiringuitos oficialmente.

En definitiva, hay muchos nombres que definen los lugares en los que los españoles nos reunimos y disfrutamos de la buena comida y la buena compañía, pero las sardinas empezaron a ser más sabrosas y las cañas más refrescantes, cuando los merenderos junto a la playa pasaron a llamarse chiringuitos.

- Vídeo -



Carlos Pascual
Fuente: cubaespanola.blogspot.com.es

1 comentarios Google+ 1 Facebook

Nos puedes dejar un comentario, una opinión, o tu experiencia sobre este artículo. Queremos que participes, porque aquí tú eres el protagonista.

 
2013 - 2018 Te interesa saber



Política de privacidad





TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger