Imprimir...
Compartir
A+
A-
Velocidad de la luz

Cuando nos preguntamos qué hay más rápido que la propia luz, la respuesta siempre tiende a ser la misma, pues la propia luz. Ya hace unos cuantos años, que surgieron diferentes investigaciones que trataron de enseñarnos que se puede viajar incluso más rápido. Albert Einstein, uno de los grandes científicos, sino el más, fue quien halló esta velocidad, 300.000 kilómetros por segundo. Además, en honor a su velocidad, esta se representa con la letra c, tomada de celéritās, palabra que en latín significa celeridad o rapidez.

La velocidad a la que realmente viaja la luz es de 299.792.458 metros por segundo (aproximadamente 186.282,397 millas/s) en el vacío, o lo que es lo mismo 9,46·1015 m/año, siendo por definición una constante universal de valor. El 21 de octubre de 1983 fue añadida de forma oficial al Sistema Internacional de Unidades, motivo por el que el metro paso a ser una unidad derivada de esta constante.

A lo largo de la historia, la luz siempre ha sido todo un misterio para la raza humana. Ya entonces el filósofo y político griego Empédocles sospechaba que la luz era algo en movimiento, y por lo tanto, tenía que transcurrir algo de tiempo a lo largo de su viaje. No obstante, algunas teorías apuntaban a que la luz era proyectada por medio de los ojos. A través de esta teoría incluso se llegó a plantear que la velocidad que poseía la luz era infinita, ya que se podían ver las estrellas del firmamento.

Velocidad de la luz del Sol a la Tierra

Utilidades de la velocidad de la luz

La velocidad de la luz, ya no guarda tantos misterios como en siglos anteriores, llegando incluso a ser algo de enorme utilidad para los astrónomos. Gracias a la luz tienen la capacidad de calcular la distancia a la que se encuentran distintos sitios del espacio. Entre otras cosas, el sol se encuentra a 8,32 minutos de distancia de la Tierra, calculado según la velocidad de la luz (tiempo que tarda su luz en llegar hasta nosotros). También es utilizada en física para comprender la longitud de onda y la frecuencia.

Según el medio en el que nos encontremos, la velocidad de la luz puede llegar a ralentizarse. En el vacío es el lugar donde la luz viaja a su máxima velocidad. Aunque eso si, al entrar en contacto con el aire, su velocidad máxima baja hasta los 299.910 km/s. Como anécdota, cabe señalar, que si la hacemos viajar a través de un diamante, esta se reduce aún más, llegando a "tan solo" 123.957 km/s.

- La velocidad de la luz -



Fuente: okdiario.com

0 comentarios Google+ 0 Facebook

Nos puedes dejar un comentario, una opinión, o tu experiencia sobre este artículo. Queremos que participes, porque aquí tú eres el protagonista.


 
2013 - 2018 Te interesa saber



Política de privacidad





TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger