Imprimir...
Compartir
A+
A-
Hablar al hacer el amor

¿Alguna vez te pasó que tu pareja consigue encenderte, o tú logras excitar a tu pareja con solo algunas expresiones recitadas al oído? Según los científicos, esto se origina porque hablar a lo largo del acto sexual, o comentar sobre él, incrementa la excitación de un individuo.

Según un estudio, verbalizar la excitación impulsa al cerebro, activando la región que tiene como función hallar pareja, y la que controla el período hormonal, lo que provoca que el deseo sexual se incremente. Además, a lo largo de las relaciones, las caricias y el contacto físico logran que esta estimulación sea todavía más grande, por lo cual bastará con algunas expresiones o inclusive jadeos, para que tu cerebro se estimule para disfrutar más.

Un grupo de científicos en la Facultad of Central Lancashire en Inglaterra, se brindaron a la labor de comprobar esto, y realizaron un estudio para ver qué papel poseían las expresiones a lo largo de el sexo.

Los resultados de su exploración probaron que no solo hablar a lo largo de el sexo verdaderamente aumentaba la aptitud de disfrutarlo, sino que bastante más de la mitad de quienes participaron emitían sonidos o expresiones no porque verdaderamente estuvieran sintiendo algo, sino como una manera de llevar a cabo la manera de hacer sentir una excitación a su pareja.

Hablar con la pareja

Los psicólogos y sexólogos sugieren ampliamente hablar a lo largo de los encuentros. “La clave es saber con qué te sientes bien y qué es lo que tu pareja quiere oír y después comenzar a probar desde ahí”, detalló la sexóloga Aline P. Zoldbrod.

La experta agregó que no es necesario decir obscenidades, aunque estas sí que son más efectivas para incrementar la excitación, pero que se puede comenzar con algunos gemidos, respiraciones pausadas o frases cortas, para luego ir probando cosas nuevas.

La sexóloga Dana Mayers además resaltó que en algunas ocasiones a las mujeres las entra la timidez, y no se atreven a “hablar sucio”, pero que para poder sacar su lado más atrevido bastará con ir recordando que la intimidad es algo personal que no debe conocerlo ningún otro.

“Se trata sencillamente de otra forma de expresarse en la intimidad. Se puede utilizar lencería, juguetes o tu propia voz. Y es viable ser alguien discreta, refinada y a la vez maliciosa, provocadora [o] sexy” según afirmó la experta.


Fuente: noticiaaldia.com

0 comentarios Google+ 0 Facebook

Nos puedes dejar un comentario, una opinión, o tu experiencia sobre este artículo. Queremos que participes, porque aquí tú eres el protagonista.


 
2013 - 2018 Te interesa saber



Política de privacidad





TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger