A+
A-
San Juan de Ortega
La galga desnuda

Un campesino que araba su campo con la yunta de bueyes observó que una mujer se ocultaba tras unos arbustos a la vera del río y de ahí salía al rato una galga. Intrigado, miró entre los matorrales y halló la ropa de la mujer envuelta en un hatillo. Colgó éste entre la yunta y siguió trabajando hasta que al atardecer vio que llegaba la galga y se escondía entre los arbustos. Al momento salió y, dirigiéndose a la yunta, intento alcanzar el hatillo. Aunque no lo consiguió, los bueyes desde ese momento no pudieron avanzar un paso más, así que el campesino decidió retirarse a descansar. A mitad de camino apareció la galga y, tomando la palabra, le pidió al campesino la ropa a cambio de no hacerle ningún daño a él o su familia. Sabiendo ya que se trataba de una bruja, el campesino la interrogó para saber qué maldad había hecho ese día. La bruja confesó haber dado muerte a un niño y que ya no tenía remedio. El campesino, como castigo, nunca le devolvió la ropa y se dice que esto la condenó a vivir el resto de sus días como una galga

El fin de un rey y de la hegemonía de un reino

En una desviación del Camino, en la planicie que se extiende entre Agés y Atapuerca, un menhir de dos metros de altura señala el punto en que las tropas del rey de Navarra García el de Nájera y las de su hermano Fernando de Castilla se enfrentaron con el resultado de la derrota y muerte del primero y el fin de la hegemonía del reino de Navarra en la península.

Una inscripción en esta roca conocida como "mojón Fin de Rey" recuerda el histórico acontecimiento y reza así: "Fin de Rey. García de Nájera. 1.054". La tradición asegura que las entrañas del rey muerto en la batalla se enterraron bajo una losa de la entrada de la iglesia de Agés. Aún los vecinos de Agés apodan como "castellanos" a los de Atapuerca, que a su vez llaman "navarros" a los de Agés.

Nuestros más antiguos antepasados

sierra de AtapuercaEn la sierra de Atapuerca se encuentra el yacimiento arqueológico donde se han encontrado los restos humanos más antiguos de Europa. La casualidad hizo que el paso de un ferrocarril por la zona descubriese un auténtico museo natural que ha conservado fosilizados restos humanos de una antigüedad que ronda el millón de años. Estos descubrimientos han revolucionado las teorías sobre la evolución de la especie.

El Cristo de Burgos

Cristo crucificadoEl Cristo crucificado de la Catedral de Burgos es una de las imágenes que más devoción suscitan entre los locales. Se cuenta que un rico mercader cercano a los agustinos debía viajar a Flandes y les pidió que oraran por el buen término de su viaje y que él les traería un regalo. Regresaba por mar sin obsequio ninguno dolido por no poder cumplir con su palabra cuando atisbó flotando sobre el mar un arcón que, izado a bordo, contenía un crucifijo de tamaño natural. Cuando llegó a Burgos con el obsequio todas las campanas de la ciudad comenzaron a tañer solas. Al Cristo se le atribuyen múltiples milagros (hasta 18 muertos tiene resucitados según un escrito del XVI) y está hecho en un material desconocido (los burgaleses afirman que es piel de búfalo rellena de materias vegetales) que permite la flexibilidad de sus miembros y cabeza. Cuenta la tradición también que sus cabellos y uñas crecen. De hecho, se dice que en una visita de Isabel la Católica pretendió llevarse uno de los clavos y, al quitarlo, el brazo cayó como hubiera caído el de una persona. La reina cayó desmayada y renunció a su pretensión.

El arca del engaño

En el claustro de la catedral de Burgos se conserva el arca que, según se cuenta en el Cantar del Mío Cid, éste noble entregó a los judíos Dimas y Raquel a cambio del dinero necesario para pagar a las mesnadas que lo acompañaban al destierro. Los judíos aceptaron el cofre que el Cid aseguraba contenía un tesoro oculto pero no lo podían abrir en un año. Cuando el Cid regresó, pagó su deuda y abrió el cofre, que estaba lleno de piedras, afirmando que el tesoro oculto era su palabra, más valiosa que el oro.


papamoscasUna de las imágenes típicas de la catedral de Burgos es la de la figura que abre desmesuradamente la boca cuando suenan las horas, aunque ya no emita sus estridentes gritos como hizo antaño. Se cuenta que Enrique III acudió a orar a la catedral y allí quedó prendado de una doncella a la que siguió hasta una casa. Este ritual se repitió durante días hasta que una tarde se dio un intercambio de pañuelos entre ellos sin mediar palabra. El rey sólo oyó un doloroso lamento y luego la mujer desapareció para nunca más volver. Cuando el rey acudió días después a la casa en la que tantas veces la había visto entrar le dijeron que estaba abandonada hacía años. El rey encargó una figura que reflejase la belleza de la dama y emitiese el lamento que él escuchó, pero sus artesanos al parecer no eran muy hábiles pues todo lo que le entregaron fue un chusco figurón que más que lamentos emitía graznidos hasta que un obispo la hizo callar para siempre.

Otras curiosidades de Burgos

iglesia de Santa Águeda/GadeaEn la iglesia de Santa Águeda/Gadea, junto a la catedral, tuvo lugar el juramento que el Cid exigió al rey Alfonso VI de que no intervino en la muerte de su hermano Sancho II (la famosa Jura de Santa Gadea).

En el monasterio de Las Huelgas Reales hay decenas de tumbas reales, entre ellas la del "Niño de la Teja", Enrique I, que murió a los 14 años al caerle una teja en la cabeza.

En el mismo monasterio se encuentra la talla de Santiago del Espaldarazo, una talla de madera con brazo articulado que permitía al apóstol nombrar caballeros a los Reyes de Castilla, de forma que no lo tuviera que hacer un inferior.

En la puerta de la iglesia del Hospital del Rey aparece tallada la historia del milagro de Santiago, que prestó un asno a un peregrino recién enviudado que viajaba a pie con sus hijos porque un posadero despiadado los había despojado de sus escasos bienes.


Fuente: infocamino.com

0 comentarios Google+ 0 Facebook

Nos puedes dejar un comentario, una opinión, o tu experiencia sobre este artículo. Queremos que participes, porque aquí tú eres el protagonista.



 
2013 - 2018 Te interesa saber



Política de privacidad




TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger

Ir a inicio