A+
A-
origenes de la radio
Tras el descubrimiento de la electricidad y ya con el telégrafo, el hombre ya podía comunicarse a grandes distancias, incluso a través de los mares gracias a los cables submarinos, pero solo entre los puntos conectados por línea. Aún quedaban incomunicados los barcos, vehículos, zonas poco pobladas, etc...

Telegrafo sin hilos
Telégrafo sin hilos

La superación a estas dificultades empezó a ser posible con el descubrimiento de las ondas electromagnéticas por parte de Maxwel y Hertz.

Tras los descubrimientos de Faraday y otros, James Clerk Maxwell en 1867 presenta su Teoría Electromagnética --relacionando campo eléctrico y campo magnético-- a la Royal Society de Londres. Esta teoría, obtenida por deducción matemática pura, predecía la posibilidad de crear ondas electromagnéticas (EM) que se propagarían en el espacio a la velocidad de 3·10^8 m/s

James Clerk Maxwell
James Clerk Maxwell

Las primeras tentativas para confirmar esta teoría fueron realizadas por el profesor Fitzgerald en Dublín, pero no dieron resultados prácticos hasta que, el físico alemán Hertz, que desconocía las investigaciones de Fitzgerald, emprendió la misma tarea de hacer entrar en vibración eléctrica el hipotético éter de Maxwell.

El alemán Heinrich Hertz en 1887 confirmó experimentalmente la teoría de Maxwel al conseguir radiar ondas EM mediante un carrete de Ruhmkorff de 10mm de chispa y un anillo abierto entre cuyas puntas podían saltar chispas. De esta forma, realizó la primera transmisión por radio de la historia. Este experimento sirvió para confirmar las ideas de Maxwell y dejó entrever la posibilidad de producir ondas EM a distancia y captarlas mediante un aparato adecuado. Poco después el "cohesor" de Branly mejoró el receptor haciéndolo más sensible.

Heinrich Hertz
Heinrich Hertz

El descubrimiento de Hertz, aunque permitió comprobar la existencia de las ondas electromagnéticas y sus propiedades análogas a las de las ondas luminosas, confirmando así brillantemente la teoría de Maxwell, no tuvo resultados prácticos inmediatos, porque el resonador, que revelaba la presencia de las ondas, únicamente podía funcionar a muy corta distancia del aparato que las producía.

Después de perfeccionar este aparato, Popov añadió al sistema receptor un hilo metálico extendido en sentido vertical, para que, al elevarse en la atmósfera, pudiese captar mejor las oscilaciones electromagnéticas. De este modo nació la primera antena, llamada así porque, para sostener el hilo metálico ideado por Popov, debía emplearse un soporte de aspecto parecido a los mástiles o antenas de los buques.

Transmisor y receptor de Hertz
Transmisor y receptor de Hertz


Biografía de Heinrich Rudolf Hertz (1857-1894)Nació en Hamburgo, Alemania. Mientras estudiaba en la universidad de Berlín, demostró aptitudes tanto para las ciencias como para las lenguas, aprendiendo árabe y sánscrito. Se doctoró en 1880 y en 1883 fue nombrado profesor de física en la Universidad de Kiel. En 1885 enseñó en la Universidad de Karlsruhe, en donde descubrió las ondas electromagnéticas y probó experimentalmente que las señales eléctricas pueden viajar a través del aire libre. También descubrió el efecto fotoeléctrico (explicado más adelante por Albert Einstein) cuando notó que un objeto cargado pierde su carga más fácilmente al ser iluminado por la luz ultravioleta.

Murió de septicemia a la edad de 37 años. La unidad de frecuencia del Sistema Internacional de unidades, el hertz (Hz), honra su nombre.


Fuente: javiervalcarce

0 comentarios Google+ 0 Facebook

Nos puedes dejar un comentario, una opinión, o tu experiencia sobre este artículo. Queremos que participes, porque aquí tú eres el protagonista.



 
2013 - 2018 Te interesa saber



Política de privacidad




TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger

Ir a inicio