A+
A-
tercera edadEl sueño de la inmortalidad es tan viejo como la existencia de la humanidad misma. Sin embargo, los avances científicos y en la biotecnología de hoy nos acercan cada vez más a la realización de esa utopía. Estudios sobre la longevidad han llegado a la conclusión que no tenemos porqué ser víctimas de una disposición genética poco favorable. Por contrario, nuestro estilo de vida y nuestra dieta pueden tener un gran impacto sobre nuestra calidad de vida y determinar una vida larga y sana.

Esto significa que, en cierta medida, nuestra salud y la longevidad están en nuestras manos y que somos nosotros mismos quienes manejamos nuestro destino. Aquí haremos un breve recorrido por los factores más agresores contra nuestra salud, y como evitar que influyan negativamente sobre la misma.

Estrés
Estamos expuestos a factores estresantes a diario. Aparte de las repercusiones emocionales que puede llegar a tener el estrés y que no nos permitirá disfrutar de la vida como deberíamos, es uno de los causantes primarios de la inflamación en nuestros cuerpos, que, por su parte, generan todas las enfermedades crónicas tan comunes en nuestra cultura de hoy. Por eso es tan importante incorporar técnicas para poder sobrellevar el estrés en tu rutina diaria, como por ejemplo la meditación, el deporte, terapia, sexo…¡todo aquello que te ayude a combatir el estrés!

Dieta
Somos lo que comemos, por ende, es sumamente importante que la alimentación y la calidad de los productos que consumes. Expertos recomiendan una dieta mediterránea, en la cual los alimentos estrella son el pescado, la fruta y verdura, los productos integrales y las nueces. Dale preferencia a los condimentos y las hierbas para sazonar tus platos, en lugar de la sal. Además, procura comprar alimentos de cultivo orgánico.


Fuente: whattoseeinvenice

0 comentarios Google+ 0 Facebook





 
2013 - 2018 Te interesa saber



Política de privacidad




TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger

Ir a inicio