A+
A-
Sexo en piedra
En la Fundación Atapuerca (Burgos) se acaba de inaugurar "Sexo en Piedra", una original exposición que muestra los comportamientos sexuales durante el Paleolítico superior (38.000-8.500 a.C.) a través del arte mueble y el arte parietal.

Sexo en piedra
Una de las representaciones artísticas paleolíticas relacionadas con la sexualidad más conocidas es la Venus de Willendorf, una pequeña estatuilla de piedra caliza encontrada hace cien años a orillas del Danubio, culto a la mujer y a la fertilidad.

Si hoy en día no se tiene un conocimiento preciso del comportamiento sexual de nuestros congéneres debido a los tabúes, condicionantes culturales y religiosos, y a nuestros propios prejuicios, más se estará limitado a la hora de conocer las actitudes sexuales de sociedades pasadas que no conocieron un sistema gráfico de comunicación como la escritura.

Sexo en piedra
Algunas piezas del arte paleolítico muestran explícitamente muestran atributos sexuales claramente masculinos, entre ellos algunos bastones de mando con forma fálica.

Que el sexo es una constante a lo largo de la historia de la Humanidad es indiscutible. Pero ahondar en los orígenes de nuestro comportamiento sexual no es sencillo. "La reconstrucción de épocas prehistóricas es problemática", explican los organizadores. "Desde el primer homínido hasta nosotros, el Homo sapiens, las actitudes sexuales han variado; de manera simplista y burda, podríamos simplificar el proceso señalando que se pasó de un comportamiento animal a otro propiamente humano, donde además de lo reproductivo entrarían posiblemente en juego otros factores: erotismo, placer, belleza, amor, posesión, sensualidad...", añaden. De lo que no cabe duda, según los comisarios de la exposición, Marcos García Diez y Javier Angulo Cuesta, es de que añaden que en algún momento de la Prehistoria los hombres y las mujeres tuvieron un comportamiento sexual muy similar al nuestro.

Sexo en piedra
Las pinturas del Camarín de las Vulvas de la cueva de Tito Bustillo, uno de los grandes santuarios del arte paleolítico de Europa, es una de las escasas muestras sexuales femeninas del arte rupestre conocido.

El primer Kamasutra, el beso y el abrazo, el sexo oral, el voyerismo, la masturbación e incluso la zoofilia tienen cabida en esta exposición, que permanecerá en Burgos hasta el próximo 8 de diciembre. Después recorrerá distintos puntos de la geografía española.

Ver también: Museo de la evolucion humana (MEH)


Fuente: muyinteresante

0 comentarios Google+ 0 Facebook

Nos puedes dejar un comentario, una opinión, o tu experiencia sobre este artículo. Queremos que participes, porque aquí tú eres el protagonista.



 
2013 - 2018 Te interesa saber



Política de privacidad




TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger

Ir a inicio