A+
A-
perro de la guerraEn el asalto al refugio de Ben Laden en Pakistán intervinieron no sólo comandos de elite; «Cairo», un perro entrenado por el ejército norteamericano, estuvo presente en el desarrollo de la operación. La tecnología militar del animal está valorada en más de 20.000 euros.

Quedan lejos de los animales de las películas de ciencia-ficción, con huesos de titanio y lanzamisiles incorporados, pero han demostrado toda la eficacia que requería la "caza" del líder de Al Qaida. Los perros de los Navy Seals, la fuerza de elite estadounidense, visten lo último en tecnología militar.

Los animales van ataviados con un chaleco de kevlar, un material con el que se fabrican cascos o arneses y que les protegen de ataques con arma blanca o armas de pequeño calibre. Además, cuentan habitualmente con aparatos de alta tecnología como cámaras de alta definición de visión nocturna a través de las cuales analizar, desde la distancia, lo que el perro va encontrando a su paso.

En Estados Unidos estos canes han desatado la admiración de todo el país, envuelto aún en la alegría por la eliminación del líder de origen saudí. El denominado «perro más valiente de la nación», llamado «Cairo», es uno de los nuevos ídolos.

En Abbottabad, residencia de Ben Laden en Pakistán, no sólo irrumpieron 23 «seals» y un intérprete. Un miembro del comando descendió desde el helicóptero con el perro atado a su cuerpo. Una vez en el recinto, el animal podía correr por delante de los militares para explorar el terreno mientras que el instructor le guiaba a través de un micrófono, ya que el chaleco antibalas lleva incorporados unos altavoces que permiten a los soldados transmitirles órdenes.

Cada chaleco es de un tamaño personalizado para el perro. «El ajuste tiene que ser perfecto o se caerá», dice el fabricante. Si no, además de obstaculizar la movilidad, se le podrían causar lesiones al animal.

Tecnología empleada en 15 países

«Varias unidades de operaciones especiales usan el chaleco», confirma Mike Herstik, de la compañía canadiense que fabrica las armaduras «K-9» con kevlar, polipropileno y fibra de nylon.

Utilizando una cámara de alta definición montada sobre el lomo del perro, los instructores pueden ver lo que el perro ve a través de un monitor. La lente está blindada y es resistente a los impactos y al agua.

Estas armaduras para animales se emplean en 15 países, incluyendo equipos de SWAT, policía, empresas de seguridad, unidades de rescate y patrullas fronterizas.


Fuente: larazon.es/noticia/5927-el-perro-de-la-guerra-de-los-navy-seals-que-participo-en-la-captura-de-ben-laden

0 comentarios Google+ 0 Facebook

Nos puedes dejar un comentario, una opinión, o tu experiencia sobre este artículo. Queremos que participes, porque aquí tú eres el protagonista.



 
2013 - 2018 Te interesa saber



Política de privacidad




TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger

Ir a inicio