A+
A-
coches presidenciales de los EEUUEn la nación más poderosa del mundo, los Estados Unidos, sus presidentes siempre han viajado en impresionantes limusinas blindadas cuya resistencia es comparable a la de un bunker. Hoy, 20 de enero, Barack Obama recorrió las calles hasta la Casa Blanca con el Cadillac One, un vehículo diseñado y desarrollado por General Motors y el Servicio de Inteligencia norteamericano. Pero el ‘Obamamóvil’ no es más que el último eslabón de una larga cadena que se remonta desde los inicios del siglo XX.

Orígenes del automóvil en la Casa Blanca

Ya a finales del siglo XIX, William McKinley se recuerda como el primer presidente que usó un vehículo motorizado para sus desplazamientos oficiales. No obstante, fue su sucesor, Theodore Roosvelt, con el que la Casa Blanca adquirió los primeros automóviles que se consideraron propiedad del Gobierno de los Estados Unidos.

Al inicio de la década de los 20, el vigésimo noveno presidente estadounidense, Warring Harding, inició la tradición de pasearse en un lujoso vehículo el día de su investidura. Aquel vehículo fue un mítico Packard Twin Six.

A partir de esta época, la Casa Blanca tomaría por costumbre escoger como coches presidenciales dos marcas: Lincoln y Cadillac. Los dos fabricantes norteamericanos se alternarían a lo largo de toda la historia para dar salida a los vehículos oficiales. En un primer momento, como coches de serie y, posteriormente, fabricados ad hoc para los mandatarios estadounidenses.

Franklin D. Roosvelt, en 1938, cuando la Gran Depresión azotaba EEUU, recibió dos modelos Cadillac convertibles, a los que se bautizó como ‘Queen Mary’ y ‘Queen Elizabeth’. Tomaban su nombre de los gigantescos trasatlánticos que eran, en aquella época, lo máximo en lujo y tamaño. Medían 21,5 pies de largo y pesaban cada uno 3,4 toneladas. Ambos tenían incorporadas ametralladoras, todo un arsenal a bordo, radio y generadores adicionales. Ambos fueron utilizados en años posteriores por Harry S. Truman y Dwight D. Eisenhower.

Llegan las limusinas presidenciales

En 1939, Roosvelt estrena el primer modelo fabricado expresamente para ser el coche oficial del presidente. Era una limusina Lincoln V12 Convertible, apodada ‘Sunshine Special’, que estuvo en uso durante más de diez años. En los años 50, ya con Truman en el despacho oval, éste fue obsequiado con un nuevo vehículo conocido como 'Bubble Top'. También era una limusina Lincoln, pero la variante Continental, que contaba con un techo de plexiglas (de ahí su nombre). Dicho modelo transportó también a posteriores presidentes, como Eisenhower y John F. Kennedy. Sí, es el famoso coche donde el joven presidente fue asesinado mientras paseaba por las calles de Dallas.

Por su parte, Eisenhower, conocido por ser uno de los mandatarios norteamericanos más aficionados a los automóviles, no sólo contó con los ‘Queens’ de Roosvelt y con el Bubble Top; además, inauguró su presidencia sentado en el asiento posterior de un Cadillac Eldorado, uno de los primeros modelos fabricado en la historia.

La marca Lincoln fue escogida por Johnson, Nixon, Ford y Carter. Todos ellos lucieron un Continental, que estuvo frente a la Casa Blanca durante dieciocho años.

Con Ronald Reagan en el poder, el Lincoln Continental se sustituyó por un Cadillac Fleetwod. Esto supuso el retorno de General Motors al gobierno de los EEUU, hasta que George Bush padre ganó las elecciones en 1989. El primero de los Bush escogió un Lincoln Town Car.

Los años 90 y los inicios del siglo XXI han sido feudo de Cadillac. Por primera vez en la historia, GM se dedicó a la completa fabricación de los vehículos presidenciales (anteriormente eran confeccionados por empresas especializadas basándose en los modelos de serie). El coche de Bill Clinton, el Cadillac Fletwood Brougham, fue diseñado, desarrollado y fabricado íntegramente por el gigante automovilístico. Sólo contó con la ayuda de empresas especializadas en blindaje para hacerlo inexpugnable.

Tanto George W. Bush como Barack Obama han mantenido esta tendencia. En el caso de Bush, éste se trasladó en sus primeros años de presidencia en un Cadillac Deville. Mientras que en su segundo mandato obtuvo un Cadillac DTS (Deville Touring Sedan), conocido durante aquel tiempo como el coche más seguro del mundo, y, en los últimos años que estuvo en el poder, en un Cadillac One.

Éste último, será también el coche oficial de Obama. El primer presidente negro de la historia, paseará hoy desde la Avenida de Pennsylvania hasta la Casa Blanca en su interior.

Orden cronológico y de aparición

Lincoln V12 Convertible, 'Sunshine Special' (1939), Franklin D. Roosvelt; Lincoln Continental, 'Bubble Top' (1951), Harry S. Truman; Lincoln Continental 'Bubble Top' (1961), donde fue asesinado JFK; Lincoln Continental (1972), Johnson, Nixon, Ford, Carter; Cadillac Fletwood (1983), Ronald Reagan; Lincoln Town Car (1989), George Bush padre; Cadillac Fletwood Brougham (1994), Bill Clinton; Cadillac Deville (2001), George W. Bush; Cadillac DTS (2005), George W. Bush.

- Vídeo (coches presidenciales) -



Fuente: blogs.terra

0 comentarios Google+ 0 Facebook

Nos puedes dejar un comentario, una opinión, o tu experiencia sobre este artículo. Queremos que participes, porque aquí tú eres el protagonista.



 
2013 - 2018 Te interesa saber



Política de privacidad




TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger

Ir a inicio