A+
A-
claves de oro para comprar un netbook¿Es para ti?

Los compradores de estos equipos se engloban en tres grupos principalmente: aquellos que quieren un segundo equipo auxiliar o un ordenador sólo para viajes; los que buscan un primer ordenador, básico, pequeño y sencillo; y niños que se introducen en el uso de ordenadores.

En qué fijarseSi viajas mucho, si tienes una segunda residencia, si te viene bien que lo usen tus hijos pequeños y si necesitas navegar por Internet en cualquier parte, te harás con uno.

Precio

Aunque en el mercado existen varios modelos de estos netbooks por debajo de los 200 euros, hay que tener muy en cuenta que suele tratarse de equipos con pantallas de 7 pulgadas o poco avanzados tecnológicamente. También se comercializan ultraportátiles por precios muy superiores, pero incorporan procesadores de bajo consumo y son más potentes. Un netbook cuesta entre 300 y 400. Si vas a pagar más por uno, es mejor que te plantees la compra de un portátil convencional.

En qué fijarseComo cualquier otro producto de electrónica de consumo o informática, el precio es muy representativo de lo avanzado que es el dispositivo. Como siempre en el terreno de la informática, si dejas pasar el tiempo, podrás adquirir un netbook más avanzado, en el mismo intervalo de precios.

Tamaño de pantalla

Aunque en el mercado se venden con pantallas de 7 pulgadas, sin embargo los modelos que más han convencido son los de 9 y 10 pulgadas. En ellos, no sólo la pantalla es más grande por lo que los iconos se ven con mayor facilidad, sino que también el teclado es más amplio, facilitando la escritura. Además del tamaño, en la pantalla también es diferencial el tipo de tecnología con la que se fabrican. El clásico TFT se transforma en una pantalla que además ofrece retroiluminación LED en alguno de estos modelos. Esto mejora el visionado de la imagen considerablemente.

En qué fijarsePoder controlar la intensidad del brillo, el color o el contraste de la pantalla es fundamental. Para ello, tiene que ofrecer unas teclas especiales. Además, en un mismo tamaño de pantalla es posible ofrecer diferentes resoluciones. Cuantas más configuraciones, mejor.

Almacenamiento

En cuanto a los discos duros, aunque estos equipos prometían incorporar los todopoderosos discos duros de estado sólido (SSD), el precio de estos y sus bajas capacidades han hecho que los netbooks finalmente se popularicen con discos duros convencionales de pequeño formato. La tecnología SSD asegura un bajo consumo y una velocidad muy superior, pero ofrece sólo unos pocos gigas para el almacenamiento.

En qué fijarseAdemás de conocer la capacidad del disco duro y su tecnología (IDE, SATA, SSD…) es conveniente comprobar si es posible cambiarlo de forma manual fácilmente. De momento, SSD no compense en relación a precio y capacidad.

Sistema operativo

La clave del precio en muchos de ellos también está en el sistema operativo. Aunque los más vendidos son equipos que incorporan Windows XP, el hecho de poder adquirir también el mismo ordenador con Linux hace que su precio se rebaje considerablemente. Aunque el sistema operativo de código abierto ofrece todas las posibilidades que integra el de Microsoft, sin embargo, aún no es del todo aceptado entre los usuarios.

En qué fijarseSi eres de los que no quieren apearse de Windows tienes que saber que te tocará pagar un poquito más. Eso sí, ten en cuenta que si lo haces porque crees que no vas a saber manejarte en Linux, estás muy equivocado.

Teclados

El tamaño de pantalla determina las dimensiones de las teclas. Cuanto más grandes son éstas más sencillo resulta la tarea de teclear. La postura de las manos es fundamental y en los de teclas más pequeñas se adoptan malas posiciones. Además, en algunos equipos las teclas con funciones principales, como el ‘intro’, la tecla de ‘borrado’, la de ‘mayúsculas’ o el ‘tabulador’, son muy pequeñas o están ubicadas en lugares de difícil acceso. Un detalle que hace que el usuario cometa muchos errores mientras escribe.

En qué fijarseEl teclado tiene que aprovechar al máximo la superficie del ordenador. Las teclas deberán llegar hasta el borde de la carcasa, ofrecer una separación suficiente para identificarlas individualmente al tacto y tener la misma distribución que un teclado convencional.

Ratón touchpad

Aunque lo más cómodo sigue siendo conectar un ratón convencional (inalámbrico, preferiblemente) al portátil, lo que más se ha popularizado es la tecnología ‘touchpad’. Se trata de una superficie sensible al tacto flanqueada por dos botones. En los netbooks esta superficie ha tenido que reducirse al mínimo, resultando el ratón ingobernable en algunos casos.

En qué fijarseEl touchpad tiene que ser lo más grande posible. Además, si permite realizar funciones como scroll, mejor. Será muy importante también que los botones estén ubicados en horizontal, debajo del touchpad y no en los lados, que es más incómodo y menos intuitivo.

Conectividad

La navegación por Internet es el principal motivo por el que han sido creados estos ordenadores. Por ello, todos ofrecen tecnología Wi-Fi (b/g, incluso n) para la conexión a Internet, además de conectividad de red LAN y otras tecnologías como Bluetooth. Además, todos incorporan lector de tarjetas de memoria, puertos USB (2 ó 3), e incluso algún modelo ofrece ranura para Express Card, que sustituye a la PCMCIA.

En qué fijarseTiene que tener Wi-Fi, si no, no vale de nada. Mejor si es 802.11n, pero b/g también es suficiente. Cuantos más puertos USB tenga, mucho mejor. Si ofrece Bluetooh, podrás conectar tu móvil con el netbook fácilmente. Mejor si el lector es multitarjeta y no sólo para SD.

Tamaño

Todos los equipos son muy similares en dimensiones. Sin embargo, en función de los puertos y conectores que ofrezcan o el tamaño de la batería podrán ser mayores. El peso, inferior a un kilo, era la gran promesa de estos equipos. Sin embargo, aunque ninguno ha conseguido rebajar el kilo de peso, todos se encuentran entre los 1.050 y los 1.450 gramos.

En qué fijarseQue la batería sea más grande no quiere decir que necesariamente tenga mayor durabilidad. Es importante que la pantalla aproveche al máximo la superficie de la tapa. Ojo al tamaño del transformador, algunos son iguales o más grandes que los de los portátiles convencionales.

Autonomía

La gran pregunta que todos los compradores hacen a la hora de adquirir uno de estos equipos es ¿cuánto dura la batería? Aunque los fabricantes aún tienen pendiente mejorar la autonomía, lo que queda claro es que entre unos y otros equipos hay una gran diferencia. A máximo rendimiento, algunos han alcanzado casi las cuatro horas de duración, frente a las escasas dos horas de otros equipos. Con un uso ordinario, cualquiera de ellos alcanzaría una autonomía superior.

En qué fijarseGeneralmente, hay que dividir entre dos la cifra que el fabricante aporta en cuanto a la duración de la batería para aproximarse a lo que realmente va a durar. Adquirir una batería de repuesto es algo que debemos considerar.


Fuente: publico

1 comentarios Google+ 1 Facebook

  1. Lo tendremos en cuenta, buena informacion. Gracias

    ResponderEliminar

Nos puedes dejar un comentario, una opinión, o tu experiencia sobre este artículo. Queremos que participes, porque aquí tú eres el protagonista.


 
2013 - 2018 Te interesa saber



Política de privacidad




TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger

Ir a inicio