A+
A-
televisión en España


Primera carta de ajuste

El 28 de octubre de 1956 se emitieron las primeras imágenes de Televisión Española. La programación era muy escasa (apenas dos horas diarias) y los contenidos tampoco eran especialmente entretenidos, pero daba igual, nuestros padres y nuestros abuelos jamás habrían podido imaginar que llegaría a inventarse una caja dentro de la cual cabían tantas personas y que se callaban con solo darle a un botón. Era para ellos algo inexplicable, maravilloso.

Por aquel entonces, muy pocos eran los afortunados que podían permitirse tener un aparato de televisión en casa, así que los lugares que contaban con él, se convertían en centro de reunión para verla y dejarse hipnotizar por el nuevo artilugio.

El aparato que cambió la vida de los españoles

La pequeña pantalla, el aparato de los rayos catódicos, las 625 líneas, la caja tonta... La tele en España tiene tan solo 56 años de edad, pero, sin embargo, existen mil maneras de referirse a ella. No en vano, ya desde su introducción en nuestro país, allá en la década de los 50, pasó a ocupar un lugar privilegiado en los hogares de los españoles, que acogían con mucho interés todo lo que podía ofrecerles aquel aparato que tenía la misión de informar, formar y entretener.

La televisión cambió la vida de los españoles; se metió en nuestras vidas. Las charlas después de la cena empezaron a ser menos frecuentes desde que la televisión irrumpió en nuestro país y, ya desde aquellos primeros partes (el nombre con el que se conocían los informativos durante los primeros años de televisión) los acontecimientos se convertían en noticia solamente si aparecían en televisión.

El asesinato de Kennedy, la llegada del hombre a la Luna... la información comenzó a hacerse más internacional con la televisión, un aparato con el que empezó a profundizarse en aquello de que una imagen vale más que mil palabras.

chiripitiflauticos



¿Que fué de Los Chiripitifláuticos, Los payasos de la tele o Mazinger Z?

Son algunas de las series que tenían a vuestros padres enganchados y por las que accedían a portarse bien, no fuera a ser que el castigo pasara por irse a la cama sin cenar y sin televisión. Una tele que acaba de cumplir cincuenta años y que hasta hace unos pocos, solo contaba con dos canales y encima, en blanco y negro. ¿Os apetece conocer un poco más sobre la tele de vuestros padres? Seguid leyendo.

Lo que nuestros padres no se perdían

Resumir cincuenta años de programación nos llevaría una eternidad, pero seleccionar algunas de las series que formaron parte fundamental de la infancia de vuestros padres, sí puede hacerse. Seguro que si les preguntáis, os confesarán que ellos también querían ver las películas que se emitían por la noche y que les fastidiaba mucho aquello de los dos rombos, porque en cuanto aparecían en algún programa, inmediatamente eran enviados a la cama o a hacer los deberes. Que ¿qué era eso? Pues vendría a ser algo así como el cartelito de No recomendado para menores de... años, que aparece en todos los programas de la televisión actual. Por supuesto, el mando a distancia no existía, así que lo del zapping no era un problema entonces.

telerin

La familia Telerín

Verano azul

Serié de Verano azul

Quizá una de las series más emblemáticas de la historia de la televisión en España haya sido Verano Azul, basada en las aventuras de unos jóvenes distinta edad y condición que forman una pandilla al iniciar su amistad durante las vacaciones de verano en un pueblo de Málaga. Chanquete, Tito, Bea, Javi, Pancho, Piraña, Quique, Desi y Julia son los inolvidables personajes de esta serie. No menos importante fue Los payasos de la tele, que al grito de “¿Cómo están ustedes?” respondían miles de niños en la sobremesa de los sábados. Sus personajes eran Gaby, Fofó, Miliki, Fofito y Milikito.


cola cao

Anuncio del Cola Cao

La familia Telerín fueron los precursores de Los Lunnis y con su canción “Vamos a la cama” avisaban de que el día había terminado para los más pequeños; a partir de esa hora, las ocho de la tarde, la programación empezaba a ser de dos rombos.

Los anuncios también eran completamente distintos. Quizá uno de los más recordados sea el del Cola Cao, producto que ha trascendido al paso de los años y que se hizo famoso con su canción “Yo soy aquel negrito del África tropical, que cultivando cantaba la canción del Cola Cao. Es el Cola Cao desayunos y meriendas...”. Heidi, Mazinger Z, Érase una vez el hombre, Pipi Calzaslargas… y un sinfín de series y dibujos animados hacían las delicias de vuestros padres a la hora de la merienda o los fines de semana. Ahora sí tenéis alguna duda, podéis preguntarles a ellos. Quizá haya quien conserve en VHS u otro formato alguna de los programas de entonces. De ese modo podréis constatar por vosotros mismos, cómo ha evolucionado la televisión.


Magazine, cajastur
Fuente: archivo PDF

0 comentarios Google+ 0 Facebook

Nos puedes dejar un comentario, una opinión, o tu experiencia sobre este artículo. Queremos que participes, porque aquí tú eres el protagonista.



 
2013 - 2018 Te interesa saber



Política de privacidad




TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger

Ir a inicio