A+
A-
navegación a vela
Egipcios, fenicios y maoríes

Seguramente, la navegación empezó el día que un ser humano se subió a un tronco para alejarse de la costa, y empezó a construir balsas, canoas y piraguas impulsadas por remos o largas perchas, que les permitían ir más lejos. Desde la prehistoria y prácticamente en todas las culturas, se han venido construyendo este tipo de embarcaciones, algunas de las cuales hoy todavía se utilizan.

Para las antiguas civilizaciones, el mar era una fuente de alimento y, por ello, vivían cerca de la costa. Pero el gran avance fue añadir a los barcos de madera, una vela como sistema de propulsión.

Los pueblos del mundo antiguo, como los egipcios, los fenicios, cartagineses, griegos y romanos, entre otros, fueron consolidando y mejorando sus barcos a medida que pretendían establecer contacto con pueblos vecinos con el objetivo de explorar, dominar y expandir sus redes comerciales por el Mediterráneo.

Los barcos de esa época se caracterizaban por ser utilizados para el cabotaje o el tráfico costero. Sin embargo, las dimensiones de los barcos variaban en función de la actividad para la que habían sido construidos: el comercio o la guerra. El invento de la vela latina, adoptada sobre todo por los árabes y que se extendió por todo el Mediterráneo, supuso un gran avance a la hora de poder navegar en cualquier dirección, independientemente del viento.

Los egipcios: las primeras embarcaciones de vela

Parece ser que la navegación en el Mediterráneo empezó en Egipto, hace más de 6.000 años, por el río Nilo. En algunas pirámides, se han encontrado enterrados, junto con los tesoros de los faraones, barcas enteras desmontadas para que pudieran navegar hasta el más allá. Gracias a esos descubrimientos, se ha podido saber cómo eran esas embarcaciones de vela, las más antiguas del mundo de las que se tiene constancia.

Los modelos más primitivos eran hechos de papiro, una planta que servía para fabricar el papel. La técnica consistía en preparar haces de juncos para después, entrelazados, construir el buque de la embarcación. Eran embarcaciones con remos y una vela cuadrada, envergada en un palo doble, que sólo les permitía navegar a favor del viento. Aunque eran embarcaciones muy sencillas, se cree que algunas de ellas –de 15 metros de eslora- atravesaron el océano Atlántico hasta el Caribe y América Central, transmitiendo parte de la cultura norteafricana a sus habitantes. Esa capacidad de navegación era debida a la gran flexibilidad y ligereza del barco. Por otro lado, eran embarcaciones que no podían permanecer largo tiempo en el agua, ya que el papiro terminaba por absorberla y se hundía.

Piragua
Piragua en el Museo Marítimo de Barcelona

El investigador noruego Thor Heyerdal, llevó a cabo las Expediciones Ra para demostrar esta hipótesis, y realizó dos travesías del Atlántico en embarcaciones de papiro de 15 metros de eslora y siete tripulantes a bordo.

El pueblo egipcio también construyó embarcaciones de madera que traían de los bosques del Líbano. Inicialmente, esos barcos tenían una forma similar a los de papiro: sin quilla, poco maniobrables y destinados a aguas tranquilas. Curiosamente, las maderas no se unían con clavos sino que iban atadas. Cuando entraba agua por las juntas, la tripulación tensaba con un torniquete una cuerda que iba de proa a popa del buque y que lo hacía curvar apretando las maderas unas contra las otras. Éste era un sistema ingenioso, parecido a un arco, que permitía que el buque estuviera más o menos curvado, según la tensión de la cuerda.

El pueblo fenicio, el gran navegante del Mediterráneo

Alrededor del año 1000 a.C., los fenicios se convirtieron en grandes navegantes y dominaron el Mediterráneo. Éstos tenían la flota más grande y los puertos más ricos, debido al intenso comercio que mantenían por mar, aunque sus barcos también eran conocidos como barcos-pirata. Durante las navegaciones aprovecharon para expandirse hacia otros territorios. Así llegaron hasta Creta, Rodas, Chipre, Sicilia, Cerdeña, las Cícladas..., e incluso salieron hacia el Atlántico para llegar hasta los pueblos del mar Báltico. De hecho, hay teorías que defienden que dieron la vuelta a África. Se sabe que el pueblo fenicio contaba con expertos marineros que se orientaban de noche con la estrella Polar y la Osa Mayor y, a diferencia de otros marineros, ellos se atrevían a navegar de noche. Además, sabían aprovechar las corrientes marinas como lo demuestra el hecho de que utilizaran la contracorriente profunda del estrecho de Gibraltar –de agua densa del Mediterráneo que sale hacia el Atlánticopara salir del Mediterráneo, cuando tenían el viento en contra. Aprovechaban esta corriente hundiendo un ancla flotando a 200 metros de profundidad.

Desde los inicios de la navegación, los marineros se guiaban por las corrientes marinas dominantes, las aves marinas y las estrellas, conocimientos que se transmitían de generación en generación entre los hombres de mar.

Los pueblos maoríes, los primeros navegantes de altura del Pacífico

Se cree que los pueblos maoríes fueron los primeros en practicar la navegación de altura en el Pacífico. Para dichas navegaciones, utilizaban canoas que se apoyaban en un balancín lateral y que aparejaban con velas triangulares en forma de V. Se cree que la vela con esta forma es la más antigua que existe, ya que también la utilizaban en otros sitios del mundo como los esquimales con sus kayaks. Asimismo, se cree que leían las olas para orientarse en mar abierto.

Barco funerario
Barco funerario egipcio, Museo Marítimo de Barcelona

Por otro lado, hay indicios que demuestran que navegantes de la época preincaica, fueron desde las costas occidentales de Suramérica hasta la Polinesia en balsas primitivas hechas de troncos de madera de balsa, un árbol que crece en la vertiente de los Andes. La expedición Kontiki, dirigida por el investigador noruego Thor Heyerdal, intentó demostrar esa teoría.


20 SH ser humano (historia de la navegación).
Fuente: archivo PDF

0 comentarios Google+ 0 Facebook

Nos puedes dejar un comentario, una opinión, o tu experiencia sobre este artículo. Queremos que participes, porque aquí tú eres el protagonista.



 
2013 - 2018 Te interesa saber



Política de privacidad




TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger

Ir a inicio