A+
A-
La edad del pavo

La edad del pavo
Se llama edad del pavo a esa etapa en la que los niños pasan a ser adolescentes. Algunos estudiosos afirman que esta expresión tiene su origen en la carne roja del pavo, puesto que los adolescentes suelen ruborizarse y sonrojarse con mucha facilidad. Pero también podría deberse a la comparación entre la actitud de hacerse notar que muestra este animal y el pavoneo que ejercen los adolescentes para llamar la atención.

Ahogarse en un vaso de agua

Ahogarse en un vaso de agua
Se utiliza para describir los temores y miedos de personas apocadas o cobardes. Los antiguos marineros temían con razón al mar, pues siempre cabía la posibilidad de que se ahogasen en él. Pero los hombres temerosos se aterrorizan ante un vaso de agua. Las grandes extensiones de agua son la comparación de los grandes problemas, y el vaso de agua significa un inconveniente pequeño y sin dificultad; de modo que quien se ahoga en un vaso de agua es incapaz de afrontar una pequeña contrariedad.

A bombo y platillo

A bombo y platillo
Con esta frase damos a entender que una cosa se hace con mucha publicidad y pompa. A veces sirve para reprender a quienes hacen pocos trabajos, pero los proclaman a los cuatro vientos o alardean de ellos. Es una comparación con los acontecimientos y celebraciones importantes, que suelen ir acompañados con una banda de música, en la cual suenan los platillos y los bombos sobre el resto de los instrumentos.

A la chita callando

A la chita callando
Se emplea cuando se hace algo con disimulo o sin llamar la atención. Algunas personas piensan que se dice “A la chita callando” porque los jóvenes que jugaban a la chita (o taba) a veces apostaban dinero, y esto estaba prohibido, de modo que debían hacerlo calladamente. Otros piensan que la chita es en realidad la cheeta, una especie de leopardo muy astuto y sagaz que los árabes utilizaban para cazar en el monte. El rey Alfonso X prohibió cazar con cheeta, así que los árabes salían al monte, “callando a la chita”, u ocultándola, para que no pudieran descubrirlos.


Fuente: archivo PDF

0 comentarios Google+ 0 Facebook

Nos puedes dejar un comentario, una opinión, o tu experiencia sobre este artículo. Queremos que participes, porque aquí tú eres el protagonista.



 
2013 - 2018 Te interesa saber



Política de privacidad




TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger

Ir a inicio