A+
A-
Tizona del CID

La espada fue la reina de las armas en ese largo periodo de nuestra historia y, a pesar de su longevidad, no variaron apenas; sus características morfológicas, especialmente desde el siglo XII al XIV. Esta arma, además de su importancia como elemento de combate en sí, posee toda una serie de cargas simbólicas que en la edad Media tuvo su máximo desarrollo. Era el arma caballeresca por excelencia y, por tanto, en la ceremonia de armar a un caballero la espada tenía un papel protagonista: se bendecía, se tocaba con ella tres veces en el hombro del futuro caballero y finalmente, una vez nombrado caballero, su padrino se la ceñía a la cintura.

De la importancia que tenía su espada para los caballeros es buena muestra que muchas de ellas poseían nombres propios, como las espadas de Roldán: Durandarte y Joyosa, las espadas del Cid: La Tizona y La Colada, etc...

Espadas medievales
Parte de tipología de espadas medievales (Oaekeshou, 1960)

Un buen ejemplo de las virtudes que la espada encarnaba en la edad Media la hallamos en un texto de Don Juan Manuel en su Tratado de las armas que fueron dadas a su padre, cuando nos dice:

"La espada simboliza tres cosas: la primera, fortaleza, porque es de hierro; la segunda, justicia, porque corta por ambas partes; la tercera, la cruz".

Asimismo, a muchas de ellas se les atribuyó virtudes casi mágicas, como puede derivarse de la inclusión de reliquias en los huecos de los pomos o de invocaciones religiosas en las hojas y las empuñaduras con la intención de obtener protección divina. Tal es el caso de esta pieza. Algunos ejemplos de inscripciones religiosas son: AVE MARIA GRATIA PLENA; IN TE DOMINE SPERAVI, IN MOMINE DOMINI, etc. En algunas ocasiones estas frases religiosas quedaban reducidas a las iniciales de las mismas. También se colocaban inscripciones referidas al nombre de su fabricante, o lemas nobiliarios, como por ejemplo NULLA DE VIRTUTIBUS TUIS MAJOR CLEMENTIA EST (Ninguna de tus virtudes es mayor que la clemencia).

- Vídeo -



Germán Dueñas
Dpto. de Antigüedades Medievales
Fuente: archivo PDF

2 comentarios Google+ 2 Facebook

Nos puedes dejar un comentario, una opinión, o tu experiencia sobre este artículo. Queremos que participes, porque aquí tú eres el protagonista.


 
2013 - 2018 Te interesa saber



Política de privacidad




TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger

Ir a inicio