A+
A-
Cocodrilos y caimanes

¿Has visto alguna vez un cocodrilo o un caimán? Si es así, entonces sabes lo difícil que puede ser distinguirlos. Como ambos son miembros de la misma familia, estos emidosaurios de sangre fría tienen muchas características en común. Por ejemplo, a ambos les gusta sentirse abrigados. De hecho, se tumban todos los días bajo el calor del sol durante horas. Al igual que otros reptiles, la temperatura de sus cuerpos es siempre la misma que la de su entorno. Para sobrevivir, deben vivir en áreas que les proporcionen el calor que necesitan. Los cocodrilos pueden hallarse en los pantanos y ríos de las regiones cálidas de América. También viven en algunas partes de África, Asia y Australia. Los caimanes se encuentran comúnmente a lo largo de las áreas costeras cálidas de los Estados Unidos y en parte de China.

Caiman
Caiman alligator mississippiensis

Puede ser difícil hallar diferencias entre uno y otro animal. Lo primero que puedes hacer para intentar distinguirlos es observar las mandíbulas de cada uno. Si los dientes inferiores sobresalen cuando cierra la mandíbula, entonces el animal es un cocodrilo. Por el contrario, si quedan cubiertos de modo que no puedes verlos se trata de un caimán.

Otra manera de identificarlos es por su tamaño. Los cocodrilos pueden llegar a medir hasta seis metros de largo, mientras que la mayoría de los caimanes miden unos 3 metros y medio de longitud, o menos. Sin embargo, el hecho de que el cuerpo de éste último sea más pequeño, no significa que cada una de sus partes también lo sea. De hecho, el hocico del caimán es grande y redondeado como la punta de un lápiz usado. En cambio, el hocico del cocodrilo es delgado y puntiagudo como un lápiz afilado.

Cocodrilo
Cocodrilo

Una última manera de diferenciarlos es por su piel. Los cocodrilos tienen una piel dura y áspera. Los caimanes también, pero algo más lisa. Ahora ya tienes suficiente información para diferenciar entre un cocodrilo y un caimán. Sin embargo, si alguna vez tienes la oportunidad de comprobarlo, ¡ten cuidado! ya que estos reptiles pueden ser rápidos y muy peligrosos.


Fuente: archivo PDF

0 comentarios Google+ 0 Facebook

Nos puedes dejar un comentario, una opinión, o tu experiencia sobre este artículo. Queremos que participes, porque aquí tú eres el protagonista.



 
2013 - 2018 Te interesa saber



Política de privacidad




TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger

Ir a inicio