A+
A-
BacteriasMillones de bacterias nos rodean desde el momento en el que nacemos hasta que morimos. Estos microorganismos sorprenden a los científicos. Tienen un sistema de defensa que incluso los antibióticos, creados para combatirlos, son cada vez menos eficaces.

Miles, millones, cantidades inimaginables de bacterias nos rodean desde que despertamos y a lo largo del día. Has pensado ¿cuántos microorganismos te acompañan durante tus horas de sueño? Se alojan en las sábanas, almohadas, colchones e incluso en la misma superficie de la cama, al igual que en la ropa de dormir que te pones por la noche.

Y al levantarte, las bacterias de tu organismo se levantan contigo porque el cuerpo también está lleno de esos seres microscópicos que miden apenas entre una y dos micras.

Solo un chorro de agua muy caliente o muy fría puede desprenderlas de tu piel, eso si, sólo durante unos instantes. Porque incluso la toalla que guardas en el armario está llena de gérmenes y polvo. Ni la ropa nueva que estrenas ni las chaquetas que guardas con esmero en el armario están libres de los ácaros que allí proliferan.

Y al cepillarte los dientes, también están presentes las bacterias que se acumulan en las cerdas de tu cepillo y en tus mismos dientes.

A la hora del desayuno, tus manos se vuelven a contaminar con las bacterias que están sobre el cartón de leche que compraste. Los gérmenes están ahí, comiendo en tu misma mesa, en los platos que usas e incluso en la esponja con la cual lavas la vajilla.

Luego, te subes al coche y te sigues contaminando de las bacterias que hay en él. Y mucho peor si vas en un bus y la persona que está frente a ti te estornuda en la cara. O simplemente si ocupas los asientos donde se sentaron al menos 100 personas antes que tú.

Cuando ya llegas a la oficina, se encuentran en las teclas de tu ordenador, en el baño que compartes con tus compañeros, en el dinero con el que compras tu almuerzo, en todas partes, están ellas, las bacterias.

Estos microorganismos no dejan de sorprender a los científicos por su inteligencia. Jorge Alvear, director del Departamento de Microbiología de la Universidad Central, explica que las bacterias tienen un extraordinario sistema de defensa, hasta tal punto que los antibióticos que fueron creados para combatirlas son cada vez menos eficientes. Las bacterias viven en dos dimensiones, pero tienen un sistema de defensa perfecto que les permiten luchar contra los antibióticos, las inclemencias del clima, las alzas metabólicas de los ácidos, etc...

Estructura de las Bacterias
Estructura de las Bacterias

En Estados Unidos ya se habla de las súper bacterias por su gran resistencia y poder de destrucción y los científicos están buscando nuevas formas para debilitar su poder. Por ejemplo, algunos experimentos científicos se centran en interrumpir la comunicación que las bacterias mantienen entre sí al liberar sustancias en el líquido que se desarrollan o a través del aire.

Y es que estos microorganismos que viven en las temperaturas más ardientes o en las más álgidas del planeta son indestructibles y pueden producirnos una simple gripe o incluso pueden llegar a causarnos la muerte. Las manos y uñas son las autopistas principales de la contaminación microbiana. En ellas se encuentran entre 10 mil y 100 mil microorganismos por centímetro cúbico que son potencialmente patógenos y muchas veces proceden de otras zonas del cuerpo. Pero, a pesar de su poder, tenemos una herramienta eficaz para evitar que nos enfermen: algo tan sencillo y cotidiano como el aseo. No solo es necesario lavarse las manos después de ir al baño, sino también después de llegar de la calle, antes de comer, antes de dormir y todas las veces que sean necesarias. El agua y el jabón eliminan parte de los microbios que tienen más posibilidades de contaminarnos cuando tenemos alguna herida en la piel. Pero también, es importante que se limpien constantemente los espacios donde habitamos, según recomienda el director del Laboratorio de Microbiología del Hospital Baca Ortiz, Wilson Salazar.

El único momento en que que nos libramos de las bacterias fueron durante los nueve meses que pasamos en el vientre de nuestra madre. Pero apenas nacemos, heredamos los gérmenes de ella y luego los del aire y todo lo que nos rodea.

Sin embargo, no todos estos microorganismos son perjudiciales para la salud. Algunos de ellos son vitales para el organismo. Por ejemplo, las bacterias nos ayudan a asimilar la vitamina K, son esenciales en el proceso digestivo y desarrollan nuestro sistema inmunológico.

BacteriasAlgunas consejos

En la cocina: Lava adecuadamente los utensilios de cocina, cuchillos, tablas de picar y las superficies donde has manipulado aves, carne, pescado o huevos. Hierve el agua que emplearás en los jugos o para beber. Guarda las carnes crudas lejos de los alimentos que están listos para comer. Limpia las frutas antes de comerlas.

En el resto de la casa: Lava la ropa a tiempo. Limpia regularmente las alfombras y cortinas. Además, cambia periódicamente las sábanas y cobijas ya que son lugares donde proliferan los ácaros que son los productores del asma, la hipersensibilidad y enfermedades de la piel.

Las bacterias buenas: La Eschericha coli ayuda en los procesos digestivos. Sin ella no habría vida. Es buena para el organismo, pero cuando aumenta su número, puede afectar los riñones o provoca diarrea u otros síntomas.

Algunas bacterias y virus peligrosos

Helicobacter pylori: responsable de la gastritis y úlceras gástricas.
Orthohepadnavirus: es el virus que produce la hepatitis B.
Algunas de las enfermedades causadas por bacterias y virus que se transmiten sexualmente son: clamidia, gonorrea, sífilis, tricomoniasis, virus del Papiloma Humano. Más información


Fuente: fybeca

0 comentarios Google+ 0 Facebook

Nos puedes dejar un comentario, una opinión, o tu experiencia sobre este artículo. Queremos que participes, porque aquí tú eres el protagonista.



 
2013 - 2018 Te interesa saber



Política de privacidad




TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger

Ir a inicio