A+
A-
Perro de la prehistoria

La especie perro doméstico (Canis familiaris L.) pertenece a la Familia Canidae, que se engloba dentro de la Superfamilia Canoidea, Suborden Fissipedia y Orden Carnívora.

Este orden se divide en dos super familias: Canoidea, que incluye canidos (Canidae), mofetas (Mephitidae), comadrejas (Mustelidae), mapaches (Procyonidae), osos (Ursidae) y tres familias de mamíferos marinos: Phocidae, Otariidae y Odobenidae, y la superfamilia Feloidea, que incluye felinos (Felidae), hienas (Hyaenidae) y mangostas (Viverridae). Se considera como el ancestro del Orden Carnivora a los Miacoides, que presentaban la forma y distribución de los dientes de los carnívoros actuales y garras extendidas, lo que indica que probablemente vivían en los árboles.

La Subfamilia Caninae divergió de los otros carnívoros al principio del Eoceno, hace 45 - 55 millones de años, según datos moleculares basados en electroforesis de proteínas e hibridación de ADN, las tasas de transversión del gen ARNr-12S y las diferencias nucleotídicas del gen del citocromo b mitocondrial.

Caninae
Caninae

La creciente variedad de alimentos vegetales en el Oligoceno (hace entre 38 y 26 millones de años) provocó una gran diversidad de herbívoros, que se reflejó en una expansión explosiva del número de carnívoros. De la familia Canidae se produjeron tres radiaciones sucesivas, a las cuales se las ha dado el nombre de subfamilias: La primera fue Hesperocyoninae, formada por depredadores de tamaño medio que habitaron durante 20 millones de años, del Oligoceno al Mioceno. En la mitad del Mioceno fueron reemplazados por Borophaginae, cuyos máximos representantes fueron los Tomarctus, taxón que se extinguió hace 4 millones de años, en la mitad del Plioceno. La Subfamilia Caninae apareció en el Mioceno tardío, y de ella divergieron 42 géneros diferentes hace 12 - 15 millones de años, que han dado lugar a las 36 especies de cánidos actuales.

Se considera a Canis davisi como el primer ancestro del género Canis, que vivió en América hace 10 millones de años y fue ancestro de varias especies, como el Perro primordial (Canis cipio), que vivió hace 6 millones de años, el perro silvestre europeo (Canis ferus), y el perro etrusco del bosque (Canis silvanicus) y el perro de las grutas (Canis arcanus) que vivieron hace 4 millones de años.

La llegada del género Canis al Viejo Mundo ocurrió hace 3 millones de años, con las formas Canis etruscus y Canis falconeri, de mayor tamaño y que estuvo presente en China hace 2,5 millones de años, llegando al Este de África hace 1,9 millones de años y a Europa occidental hace 1,7 millones de años. Durante el Pleistoceno, Europa estuvo habitada por tres especies diferentes de Canis: C. arnensis, C. etruscus, y C. (Xenocyon) falconeri.

Se considera como lobo fósil más antiguo al Canis lupus archanis spp (ex Canis lupus praedator), que data de hace 750.000 años, después de la tercera glaciación. La forma similar al Lobo gris actual (Canis lupus) apareció al final del Pleistoceno medio, siendo una de las especies que sobrevivió a las glaciaciones y que ha llegado hasta la actualidad. Algunos autores sostienen que la enorme variabilidad genética mostrada por el perro doméstico solo puede ser explicada por un origen polifilético a partir de lobos grises, chacales dorados y coyotes. Charles Darwin observó que los perros domésticos eran fenotípicamente tan diversos que parecían haberse originado a partir de dos o más especies de cánidos salvajes. De manera similar, el etólogo Konrad Lorenz señaló que en los perros se podían observar algunos caracteres de comportamiento de lobos y chacales. Estas teorías se apoyan en el hecho de que todas las especies del género Canis pertenecen a un complejo reproductivo, ya que existe la posibilidad de que bajo ciertas condiciones puedan obtener híbridos fértiles.

Lobo gris
Lobo gris

Sin embargo, muchos otros investigadores mantienen la opinión de que los perros derivan de una o varias poblaciones de lobo gris, basándose tanto en estudios morfológicos como de comportamiento, a los que apoyan firmemente las evidencias moleculares:

- Los perros presentan alelos de polimorfismos bioquímicos y microsatélites comunes con el lobo, mostrando una menor distancia genética entre perros y lobos que con respecto a coyotes o chacales y otros cánidos.

- Mediante la comparación de las secuencias de ADN mitocondrial entre especies de Canisse ha observado que hay secuencias de perros idénticas a las de lobos y que la divergencia promedio entre perros y lobos está dentro del rango de la variabilidad genética observada en lobos salvajes, en torno al 2%. El coyote, el lobo etíope y el chacal son los cánidos emparentados más cercanos a perros y lobos pero presentan una divergencia de la secuencia superior al 4%.

Razas autóctonas españolas

El Real Decreto 558/2001, de 25 de mayo, regula el reconocimiento oficial de las organizaciones o asociaciones de criadores de perros de raza pura, como razas autóctonas caninas españolas, 27 razas o poblaciones, que son las siguientes: 1.- Alano Español, 2.- Ca de Bestiar (Perro de Pastor Mallorquín), 3.- Ca de Bou (Perro de Presa Mallorquín), continua: Ver completo.


Fuente: archivo PDF

0 comentarios Google+ 0 Facebook

Nos puedes dejar un comentario, una opinión, o tu experiencia sobre este artículo. Queremos que participes, porque aquí tú eres el protagonista.



 
2013 - 2018 Te interesa saber



Política de privacidad




TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger

Ir a inicio