A+
A-
Las peores epidemias
Plaga negra

Pocos eventos históricos han sido tan devastadores como la Peste Negra en Europa. Los estudiosos creen que se trató de peste bubónica o algún virus tipo ébola. En solo cuatro años (entre 1347 y 1351) la peste se cobró la vida de dos tercios de la población Europea.

Los especialistas cuentan que esta se originó alrededor del Mar Negro y llegó a Europa y Asia a través de las pulgas de las ratas negras que habitaban en los barcos mercantes.

La plaga retornó varias veces en sucesivos años. Se cree que en 200 años mató a más de 100 millones de personas.

La plaga de Justiniano

El emperador bizantino Justiniano ha pasado a la historia como el gobernante del Imperio romano de oriente que quiso restaurar la antigua gloria de Roma yendo con su ejército a reconquistar territorios que habían pasado a los “bárbaros”.

Sin embargo, alrededor del año 540 d.C., una enfermedad que empezó en las ratas de Egipto alcanzó la capital del imperio, Constantinopla (actual Estambul), donde mató a un promedio de 5.000 personas por día. Los historiadores afirman que la mitad de la ciudad falleció y que podría haberse tratado de la peste bubónica.

Desde Constantinopla, la plaga se movió tanto hacia Europa como a Asia y se convirtió en la pandemia más letal de la antigüedad. Entre 25 y 100 millones de personas fallecieron. Algunos afirman que fue justo la vulnerabilidad con que esta peste dejó a los imperios bizantino y persa, la que permitió que un siglo después los musulmanes los conquistaran.

La gripe española

Esta es una de las pandemias más terribles de la historia y sucedió en el siglo pasado. La influencia mató a decenas de millones de personas entre 1918 y 1919, un número mucho mayor a las bajas sufridas en la Primera Guerra Mundial.

Se estima que infectó a un tercio de la población mundial y atacó especialmente a los adultos jóvenes, paseándose sobre el planeta entero, como verdaderas olas de muerte.

Las víctimas murieron rápida y dolorosamente. Cuando se les hacía la autopsia a los cadáveres, los pulmones estaban azules y llenos de líquido, como si se hubieran ahogado.

pandemia de plagaLa tercera pandemia de plaga

La tercera y última gran plaga empezó en la provincia china de Yunnan en 1850. Especialistas afirman que no terminó hasta 1950. Se le conoce como la tercera porque la causa fue peste bubónica, así como la de Justiniano y la Peste Negra. Sin embargo, esta vez vino acompañada de un agresivo virus tipo neumonía.

Durante el siglo XIX, la peste había llegado a Hong Kong y Guangzhou con unos resultados devastadores. El mundo estaba más interconectado que nunca, y ambas ciudades fueron importantes centros de navegación costera. Esto permitió que la enfermedad se propagase por todo el planeta (a Bombay, Ciudad del Cabo, Guayaquil en Ecuador, San Francisco, Pensacola y Florida).

Al final, la peste mató a unas 12 millones de personas. Sin embargo, esto ocurrió en un momento en el que el conocimiento científico de las enfermedades se estaba desarrollando, dando a los médicos y científicos una perfecta prueba empírica para la teoría de los gérmenes y los nuevos medicamentos. Esta fue una razón importante de por qué no hemos visto una cuarta pandemia.

La epidemia de polio de 1916

La enfermedad paralizante azotó a miles de personas en los EE.UU., matando a unas 6.000 personas. A los 34 años, el futuro presidente Franklin Delano Roosevelt fue diagnosticado con poliomielitis.

Durante la epidemia de 1916, solo en Nueva York se produjeron nueve mil casos, por ello se pidió que se pusiese la ciudad en cuarentena. La poliomielitis perseguiría al país durante décadas, afectando a miles cada año. No fue hasta la década de 1950 que el Dr. Jonas Salk finalmente desarrolló una vacuna.

pandemia del cóleraLa primera pandemia del cólera

El cólera ha existido por siglos, tanto así que el médico griego Hipócrates parece aludir a esta enfermedad en su trabajo. Sin embargo, durante mucho tiempo estuvo restringida a la región del delta del Ganges en la India. No fue hasta 1817 cuando, llevado por los viajeros a lo largo de las rutas comerciales, se dio la propagación de la enfermedad en el resto de la India, en Birmania y también en Sri Lanka.

Conocida como "cólera asiático", llegó a EE.UU. e Inglaterra en la década de 1830 y hasta Argentina, e incluso también a Irak, donde 18.000 personas murieron durante un período de tres semanas en 1821. Esta fue la primera de las siete pandemias de cólera que se han diseminado por todo el mundo.

La plaga de Atenas

Sucedió alrededor del año 430 a. C.. Los investigadores modernos han conjeturado sobre la naturaleza de la plaga. Algunos dicen que era fiebre tifoidea, el tifus de la viruela, o incluso ántrax. Pero su verdadera naturaleza no es conocida.

Prácticamente toda la información que se tiene viene del historiador griego Tucídides, que trazó sus orígenes a Etiopía y dijo que un tercio de la población de la ciudad pereció como resultado. Es tan buena como cualquier otra fuente, teniendo en cuenta que Tucídides mismo, también la contrajo.

La peste de Atenas fue catastrófica especialmente para las fuerzas griegas que estaban en medio de una guerra con Esparta.
Viruela en la IndiaViruela en la India

A pesar de haber sido erradicada en otras partes del mundo, la viruela duró hasta mediados de los setenta en la India, con más de 100.000 casos notificados y 20.000 muertos. Este virus infeccioso resulta de una erupción de la piel que con el tiempo forma ampollas llenas de líquido en todo el cuerpo. Las formas malignas y hemorrágicas de las lesiones resultan ser fatales.

Tras un período de erradicación intenso y supervisado por una comisión internacional la India se declaró libre de la viruela en mayo de 1975.

Fiebre amarilla de Minesota

En 1878, miles de refugiados huyeron de Cuba durante el final de la Guerra de los Diez Años contra España y con ellos se llevaron la fiebre amarilla. A pesar de los esfuerzos del gobierno en Estados Unidos, incluida la Ley de Cuarentena para los buques infectados, Nueva Orleans rápidamente fue víctima de una epidemia de fiebre amarilla.

Varios cientos de millas al norte a lo largo del río Mississippi, Memphis se preparaba para la enfermedad. Funcionarios de la ciudad bloquearon toda la carga de Nueva Orleans, pero la comunidad empresarial los presionó para ceder. No fue una buena decisión: a finales de año, 5.000 personas murieron solo en Memphis. En total, el valle del Mississippi contó la espeluznante cifra de 20.000 muertes.

Síndrome respiratorio agudo severo

Esta enfermedad popularizó la máscara quirúrgica como ropa de calle. Se reportó por primera vez en Asia en el 2003 y se la conoce como SARS (por sus siglas en inglés). Es causada por un virus y se extendió a más de veinte países en América del Norte, América del Sur, Europa y Asia antes de ser contenida.

Más de 8.000 personas se enfermaron y 774 murieron después de contraer la enfermedad por las gotitas liberadas en la tos y el estornudo de personas infectadas. Los síntomas incluyen fiebre alta, dolor de cabeza y dolores en el cuerpo, tos seca (después de una semana) y, finalmente, la neumonía.

Debido a que no existe una cura para el SARS, las organizaciones de salud a nivel mundial se centraron en educar a la gente acerca de la prevención. Después de casi seis meses de pánico, el brote de SARS fue contenido en julio de 2003.


Texto corregido por Yolanda Torres C. (Supervisora).
Fuente: Elaborada por la revista Time

0 comentarios Google+ 0 Facebook

Nos puedes dejar un comentario, una opinión, o tu experiencia sobre este artículo. Queremos que participes, porque aquí tú eres el protagonista.



 
2013 - 2018 Te interesa saber



Política de privacidad




TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger

Ir a inicio