A+
A-
Rotación de la tierra
Considerar la posibilidad de que nuestro planeta dejara algún día de rotar por cualquier motivo es desde luego disparatado. Pero resulta anecdótico especular con lo que tal hipótesis conllevaría.

Los cambios en la superficie serían catastróficos para la vida en cualquiera de sus formas, debido sobre todo a la violenta variación del clima. La faz de la Tierra se quedaría permanentemente orientada en torno a el Sol y acabaría convertida en un desierto con temperaturas insoportables, mientras tanto los océanos comenzarían literalmente a hervir, levantando monstruosas columnas de vapor de agua. La cara oculta, sumida en la más absoluta oscuridad, soportaría temperaturas bajísimas, lo que acabaría por formar un grueso manto de hielo. Como consecuencia de las extremas diferencias térmicas entre ambas caras -la expuesta al Sol y la oculta-, violentos vientos huracanados azotarían constantemente nuestro planeta.

Indudablemente ocurrirían muchos otros efectos colaterales, sin embargo en general quedarían enmascarados por el cataclismo climático. Así, por ejemplo, todos los objetos experimentarían un incremento de peso debido a la desaparición de la fuerza centrifuga que proporciona la rotación terrestre. E igualmente la atmósfera sufriría transformaciones a causa del aumento de la gravedad.


Fuente: archivo PDF

0 comentarios Google+ 0 Facebook

Nos puedes dejar un comentario, una opinión, o tu experiencia sobre este artículo. Queremos que participes, porque aquí tú eres el protagonista.



 
2013 - 2018 Te interesa saber



Política de privacidad




TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger

Ir a inicio