A+
A-
Niño fantasma

El Panteón de Belén es un lugar ubicado en el centro de Guadalajara, clausurado en 1896 pero que guarda un sin fin de historias. Una de las más famosas es la del niño Ignacio Torres Altamirano, más conocido como Nachito, cuya tumba es una de las más visitadas.

Nachito era un bebé que le tenía pánico a la oscuridad sin un motivo aparente. Al no haber electricidad en la época en que vivió, sus padres tenían que prender velas que duraran toda la noche para que pudiera dormir.

Un día, los padres tuvieron que salir a un mandado, dejaron al bebé con las velas prendidas pero el viento las apagó. Al volver, el niño había muerto por un infarto atribuido al pánico que le provocó quedarse a oscuras.

Panteón de Nachito
Panteón de Nachito

Cuando fue llevado al panteón, los sepultureros se vieron sorprendidos porque cuando ellos enterraron su ataúd y volvieron al siguiente día, éste estaba afuera. Esta situación sucedió durante 10 días, por lo que sus padres decidieron depositar sus restos en un ataúd de cantera el cual permanecería sobre la tierra para recibir los rayos del sol y de la luna y así pudiera descansar en paz.

El ataúd sigue expuesto al aire libre hasta la actualidad y cuentan que en sus alrededores se ve a un niño jugando o se escucha el llanto o la risa de un bebé.

- Vídeo -


- Vídeo -


- Vídeo -



Azteca Noticias
Fuente: archivo PDF

2 comentarios Google+ 2 Facebook

  1. Me gustaria ver un retrato d Nachito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He estado buscando alguna imagen sobre el, y no he encontrado nada, no se si alguien nos podría ayudar, sería un dato curioso. [-(

      Eliminar

Nos puedes dejar un comentario, una opinión, o tu experiencia sobre este artículo. Queremos que participes, porque aquí tú eres el protagonista.


 
2013 - 2018 Te interesa saber



Política de privacidad




TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger

Ir a inicio