A+
A-
Uvas de Nochevieja

Las doce uvas "de la suerte" se comenzaron a tomar de manera masiva en España en la Nochevieja del año 1909, debido a un excedente de este fruto de la cosecha en Alicante. Sin embargo ya en el siglo XIX existía la costumbre entre los burgueses españoles de comer uvas y brindar con champán para despedir el año que se iba.

Según dice la tradición, en la mesa se colocan 12 uvas delante de cada comensal que simbolizan a los 12 meses del año y que deben comerse una tras una con cada campanada del reloj.

Distintas costumbres

En otros países existen otros alimentos típicos para dar la bienvenida al nuevo año. Por ejemplo, en Grecia se suele cocinar un pastel llamado Vassilopitta en cuyo interior se coloca una moneda, bien de oro o de plata. Y el que encuentre la moneda en su plato será la persona con mejor buena suerte en el año venidero.

También en Italia al igual que en algunos países sudamericanos es tradición comer un plato de lentejas estofadas tras las 12 campanadas para así de esta manera poder atraer la prosperidad y la buena fortuna en el año entrante. Esta curiosa tradición se remonta hasta la Antigua Roma, cuando los romanos regalaban un pequeño bolso de cuero repleto de lentejas.

En Japón, el reloj no repica 12 veces a medianoche sino que lo hace 108 veces y cada uno de estos repiques corresponde a la desaparición de un mal.

Según una tradición alemana que venera a San Silvestre determina que se dejen las sobras de la cena sobre la mesa hasta el día siguiente para garantizar de que no falte comida en el año nuevo.


Fuente: muyhistoria.es

0 comentarios Google+ 0 Facebook

Nos puedes dejar un comentario, una opinión, o tu experiencia sobre este artículo. Queremos que participes, porque aquí tú eres el protagonista.



 
2013 - 2018 Te interesa saber



Política de privacidad




TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger

Ir a inicio