A+
A-
Neil Harbisson

Neil Harbisson se define a sí mismo como un "cyborg", una mezcla entre un humano y un robot, entre lo cibernético y un organismo. No es fantasía, y su historia ya fue recogida por numerosos medios de comunicación de todo el mundo.

Este músico, artista vanguardista y activista cíborg británico e irlandés, afirma que es el primer hombre en "ser reconocido legalmente como un cyborg". Para dar prueba de ello, cuenta que en el 2004 consiguió que el gobierno de Inglaterra aceptara su foto -con la llamativa antena que porta- recopiló gran cantidad de cartas y recomendaciones médicas en las que se aseguraba que el uso de este dispositivo no era un capricho, sino que lograba mejorar su calidad de vida. Las autoridades acabaron cediendo y Harbisson pudo renovar su pasaporte con una foto de él llevando el «eyeborg».

Pero, ¿cómo es viable que este hombre se defina como parte humano, parte robot? La aclaración empieza con la discapacidad visual con que Neil nació, según se publicó en "El País". Harbisson sólo percibía colores en una escala de grises -en blanco y negro- y no podía percatarse de todas las tonalidades que existen. La anomalía se denomina acromatopsia (o monocromatismo).

Para lograr sentir los colores, consiguió que le instalaran una antena en el cerebro. Este dispositivo, aparente desde el exterior, le facilita "ver los sonidos y escuchar los colores", como él dice, lo que acerca su vivencia a las de la gente sin esta discapacidad.

Neil Harbisson

A la antena la denomina "eyeborg". Dice que su funcionalidad es accionar un sensor que envía señales a un chip instaurado en su cráneo. El chip transforma las frecuencias de luz "en vibraciones para que esta tenga la capacidad de escuchar los colores".

Según explicó, la antena la diseñó él mismo y el implante fue llevado a cabo por un cirujano. Con este dispositivo, dice que puede "recibir imágenes, vídeos, música y llamadas telefónicas de manera directa a su cabeza desde tecnologías como teléfonos celulares". "No estoy llevando tecnología, yo soy tecnología", dijo a El País. "Cuando supe que no podía ver los colores comenzó a crecer en mi esta curiosidad por poder sentir el color, por lo tanto lo que en este momento llevo es una antena implantada en mi cabeza que me facilita escuchar las frecuencias de los colores que hay enfrente de mí y lo bueno de escuchar el color es que me facilita sentir más colores de los que hay visibles, desde infrarrojos o ultravioleta", según explicó.

Como activista que es, Neil Harbisson desarrolló en el 2010 la 'Cyborg Foundation', organización que protege el derecho de las personas a transformarse en cyborgs por medio de la integración de tecnología en sus cuerpos.

- Vídeo -



Fuente: guioteca.com

0 comentarios Google+ 0 Facebook

Nos puedes dejar un comentario, una opinión, o tu experiencia sobre este artículo. Queremos que participes, porque aquí tú eres el protagonista.



 
2013 - 2018 Te interesa saber



Política de privacidad




TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger

Ir a inicio