A+
A-
Castillo de Bled

El castillo de Bled se encuentra sobre un despeñadero que se alza a unos 200 metros sobre un lago alpino. Bled, el pueblo, está situado a lo largo de la orilla del mismo nombre. La impresión de un paisaje de cuento se realza con la arquitectura de Bled, tan bella como las residencias de la región alemana de Baviera. Es la capital aristocrática y una de las atracciones más importantes de todo el país.

Este castillo medieval es el más antiguo de Eslovenia, fue construido en los albores del año 1000 y durante ocho siglos perteneció al Obispo de Bressanone, ciudad del norte de Italia, cercana a la frontera con Austria. Actualmente alberga un museo histórico y una colección de armas.

El castillo custodia las vías de comunicación que llevan a Villach y Klagenfurt, en la vecina Austria. Desde Italia, la carretera de menor recorrido es la estatal 54 de Fusine, que se toma desde la A-23 (Udine-Travisio). Bled está situado en Gorenjska, la región más al norte de Eslovenia, que salvaguarda el alma alpina. Forma parte de esta zona la estación de esquí de Kranjsk Gora, sede de varias copas del mundo, y el Lago Bohinj, rodeado de verdes prados y granjas.

Castillo de Bled

Los valles siguen conservando su carácter rural y los pueblos de alrededor muestran sus típicas casas de madera, de arquitectura totalmente artesanal. En Kropa, por ejemplo, se continúan fabricando clavos de alta calidad, aunque con el paso de los años de los 130 tipos distintos ahora se ha reducido considerablemente la producción. En el Museo del Artesanado del Hierro se pueden observar desde los enormes clavos que ensamblan las columnas de muchos edificios de Venecia a los pequeños pernos utilizados en las botas de los esquiadores.

En el Palacio Thurn, ubicado en el barroco centro histórico de Radovljica, se encuentra el museo de la Apicultura, una actividad con una gran tradición en Eslovenia y que ha producido de una manera inconfundible un arte popular, nos referimos al de las colmenas historiadas.

Castillo y lago de Bled

En mitad del Lago de Bled podemos hallar la antigua Iglesia barroca de la Asunción, la cual ocupa enteramente la superficie de una isleta. En la orilla más cercana, en Mlino, están amarradas las barcas de remo, peculiares por su fondo plano, que allí llaman Pletne, utilizadas para hacer el trayecto entre el pueblo y la isleta. El lago posee una agradable atmósfera de antaño y sus orillas acogen un casino de renombre y lujosos hoteles al más clásico estilo. Incluso la Villa Bled, antigua residencia del mariscal Tito, ha sido también convertida en hotel. Según explicó su director “El turismo de élite, de nombres y blasones de fama, frecuentó siempre este lugar. Y todavía hoy en día, Bled continúa siendo la localidad más internacional de Eslovenia.

- Vídeo -


- Un Lugar Sacado de un Cuento de Hadas - Bled Eslovenia -



Dedicado a mi hija Noelia, ya que gracias a su visita a Bled me dió la gran idea de publicar este bonito artículo del norte de Eslovenia.
Fuente: archivo PDF

0 comentarios Google+ 0 Facebook

Nos puedes dejar un comentario, una opinión, o tu experiencia sobre este artículo. Queremos que participes, porque aquí tú eres el protagonista.



 
2013 - 2018 Te interesa saber



Política de privacidad




TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger

Ir a inicio